febrero 25, 2021

Poder Judicial ratifica condena de 21 años a delincuentes que robaron celulares a dos mujeres

 

Ambos delincuentes asaltaron, en cuestión de horas, a dos mujeres a quienes amenazaron con un arma de fuego. Pese a que fueron detenidos y se les encontraron las pertenencias de las agraviadas, su defensa negó su participación en el robo y dijo que no tenían necesidad pues contaban con trabajos y tenían familia.

El Poder Judicial ratificó la sentencia de 21 años de prisión efectiva que recibieron en primera instancia Peter Raúl Panduro Tapullima y Roberto Pedro de la Vega Hernández por el delito de robo agravado en contra dos mujeres en el Callao en 2018.

Así lo resolvió la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Callao, integrada por los magistrados Miguel Ricardo Castañeda Moya, Julio Agustín Milla Aguilar y Duberlis Nina Cáceres Ramos, quienes declararon infundada la apelación presentada por la defensa de los condenados.

Los hechos habrían ocurrido el 30 de enero de 2018 a las 8:30 de la noche, cuando Roberto de la Vega interceptó a una de las agraviadas, quien viajaba en un bus que transitaba por la avenida Faucett con Venezuela en el Callao. El hombre se lanzó contra ella para quitarle el celular y la golpeó en el brazo y el rostro, pues la víctima se resistió al robo.

Ante esta situación, su cómplice Peter Panduro sacó un arma de fuego y apuntó a la mujer en la espalda, amenazándola con insultos para que soltara el celular. Al lograr su cometido, ambos delincuentes escaparon del lugar.

Una hora después de este robo, otra mujer fue atacada por ambos cuando transitaba por las calles César Vallejo con Enrique Montes, en el Callao, siendo amenazada con un arma de fuego por Roberto de la Vega, quien también la golpeó en la cabeza, mientras que Peter Panduro le quitaba sus pertenencias.

Pese a que ambos fueron detenidos casi de inmediato tras este segundo robo y que se les encontró las pertenencias de las mujeres, la defensa negó que hubieran participado de estos robos y argumentó que esta acusación solo se basaba en sindicaciones. Incluso argumentaron que no tenían necesidad de robar porque contaban con trabajo y tenían familia, información que no fue considerada por la flagrancia de los delitos.

Además de ratificar la sentencia dictada en primera instancia por los delitos contra el patrimonio y robo agravado, la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Callao impuso el pago de una reparación civil de 1 500 y 500 soles para las víctimas.